Última Entrada

Tips para tener mayor flexibilidad

 

¿Flexibilidad? Seguramente estas pensado que eso nadie lo necesita y solo las bailarinas de ballet o las gimnastas deben tenerla, ¡PERO NO! La flexibilidad como la fuerza y la resistencia son muy importantes en los entrenamientos de todas las personas que practican alguna actividad física o deporte.

Y aunque no seamos deportistas de alto rendimiento la flexibilidad es el complemento perfecto para nuestro cuerpo. Pero… ¿Por qué?

Es muy simple, la flexibilidad trae consigo muchos beneficios y más para las personas que se mantienen activas físicamente. Los principales beneficios son la prevención de lesiones y el aumento de fuerza, esto nos ayudara a desempeñarnos de mejor manera en la actividad que practiquemos ya que podremos brincar más, correr más rápido y tener una mejor recuperación, así como un mejor equilibrio y agilidad.

Entonces. ¿Qué es la flexibilidad? Podríamos definirla muy científicamente, pero, para empezar, podemos definir la flexibilidad como “la capacidad de una articulación para moverse de forma fluida en toda su amplitud de movimiento”.

 

Puede ser que en este momento no tengamos nada de flexibilidad o la que tengamos sea muy poca, pero no es algo que se consiga de la noche a la mañana y mucho menos algo que puedas hacer cierto tiempo y después simplemente lo olvides, es algo que se debe trabajar día a día y no se debe olvidar; digamos que es como nuestro pan de cada entrenamiento.

Técnicas para desarrollar la flexibilidad:

Movimientos estáticos. Consisten en mantener una posición determinada en donde llevemos una extremidad de nuestro cuerpo a sentir el estiramiento en la zona determinada.

Movimientos dinámicos.  Consisten en realizar el estiramiento en el momento de la acción, de carácter repetitivo y en forma de presión.

3 ejercicios para mejorar la flexibilidad:

Estiramiento de piernas.

Mantén una postura firme con las dos piernas estiradas sin doblar las rodillas y trata de llevar tus manos a la punta de tus pies sin doblar las rodillas. Mantente así por 15 – 30 seg. Puedes estirar primero una pierna y luego la otra.

Estiramiento “V”

Comienza sentada en el piso con las piernas separadas a 90º (formando la famosa V). Manteniendo la espalda lo más recta posible e inclínate hacia la derecha para tratar de alcanzar los dedos de tu pie. Mantén la postura de 15 – 30 segundos.

Estiramiento de mariposa.

Siéntate en el piso con las rodillas flexionadas, pegando planta con planta del pie y llevando poco a poco tu torso hacia el piso a la altura de tus pies. Mantén tu espalda firme y ve bajando poco a poco, mantén la postura de 15 – 30 segundos.

Recomendaciones importantes:

Al momento de estirar debes tomar en cuenta estos puntos para que logres un mejor desempeño en tu flexibilidad a futuro.

  • Debes estar relajado, no debemos estresar al cuerpo de más.
  • Respira, la correcta respiración favorece el estiramiento pues además de mantenernos relajados nos conecta con nuestro cuerpo a un nivel más profundo.
  • Trata de incorporar estiramientos a diario en tu rutina de ejercicio. Mínimo 2 – 3 veces por semana, independientemente del estiramiento “obligatorio” que todos debemos hacer después de cada entrenamiento.
  • Mantén cada ejercicio entre 15 – 30 segundos y continúa respirando.
  • Conoce tu límite poco a poco irá incrementando, pero no te exijas de más al principio.

 

Debes trabajar diariamente si queremos ver cambios verdaderos, ser disciplinados y conscientes de que no seremos más flexibles de la noche a la mañana, pero si trabajamos día a día veremos grandes cambios en nuestro cuerpo. ¿ESTAS LISTO PARA EL COMPLEMENTO PERFECTO?

 

FUENTES:

  • KLEE, Andreas. WIEMAN, Klaus. (2010). Movilidad y flexibilidad: método práctico de estiramientos.  Paidotribo.
  • Marquez, S.; Garatachea, N. “Actividad física y salud”